BIOGAS

La biometanización es un proceso que consiste en la digestión anaeróbica de subproductos orgánicos con la consecuencia natural de emisión de biogás. Esos subproductos pueden ser: destríos de frutas y verduras, purines de cerdo, deyecciones de bovino y ovino, gallinazas o subproductos de la industria agroalimentaria.
La generación de energía a partir de biogás queda dentro del ciclo natural. Básicamente no es más que acelerar un proceso, la fermentación anaeróbica, que ocurre en forma espontánea en la naturaleza, como el producido en el tracto digestivo de los rumiantes.
La gestión Integral de una planta de Biogás supera ampliamente la tramitación y construcción de la planta. La elaboración de las dietas más productivas, la gestión completa de la sociedad inversora, el seguimiento, control y análisis del rendimiento de la planta y de la producción de energía son factores determinantes del éxito.
Por eso es importante trabajar con una empresa con experiencia previa, no solo en la construcción de plantas, sino en la gestión integral de las mismas. Un proceso que perdurará durante toda la vida útil de la planta.

¿Por qué es tan rentable invertir en Biogás?

La inversión en un proyecto de biogás resulta interesante tanto desde el punto de vista económico como del medioambiental. Las plantas de Biogás producen una importante rentabilidad, superior a otras energías renovables y con una elevada seguridad. Además una planta de biogás produce importantes beneficios medioambientales, tanto para el medio ambiente inmediato y para sus usuarios, como a nivel global.
Invertir en Generación de Biogás es una actividad altamente rentable, por varios motivos:
El coste de instalación por MW es sustancialmente inferior al de otras energías renovables
La producción en Horas/año es muy superior, puesto que no se dependen de fenómenos climáticos o atmosféricos, una planta de Biogás puede estar funcionando 24 horas al día durante 365 días al año.
Las tarifas para este tipo de energía están subvencionadas durante 15 años. Las plantas de Aczia Biogás se amortizan completamente en 10 años. Los fondos propios invertidos se recuperan en 5 años y la vida útil de las plantas está establecida en 25 años, auque pueden prolongarse durante mucho más tiempo.
Las plantas de Aczia Biogás son gestionadas durante toda su vida útil para maximizar su producción, se trata de plantas de Biogás de 3ª generación.
Incluso el residuo del proceso de digestión es un abono de primera calidad susceptible de ser vendido en el mercado.
Una planta de Biogás es una industria en si misma, atrás quedó el concepto de industria auxiliar o complementaría. En la actualidad la rentabilidad supera con creces a la de muchas inversiones tradicionales. Por eso es tan importante la gestión activa de cada uno de los procesos que conforman la producción.

Reducción de emisiones, Protocolo de Kyoto y Bonos de Carbono

El aprovechamiento energético de los residuos ganaderos tiene un doble efecto positivo: reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y reducción de las emisiones equivalentes debidas a la fuente fósil que se sustituye. Este doble efecto sólo se consigue si se optimiza tanto la producción como el uso de la energía obtenida en forma de biogás.

EMISIONES ATMOSFÉRICAS DE C02 EN UNA PLANTA DE Biogás de 1MW (cálculo aproximado)

Consumo de biogás de los motores (2 x 500 kW): 3,386,086 m3/año
Concentración de Metano en el biogás. 70%
Densidad del Metano. 0,6 gr/litro
Toneladas de Metano consumidas por el motor. 1,422,156 Tm/año
Equivalente en CO2 del metano según Protocolo de Kyoto. 21 (1 Tm de Metano equivale a 21 Tm de CO2)
Total en toneladas equivalentes de CO2 en caso de que se vertiera el metano a la atmosfera 29,865,278 Tm
Total de CO2 emitido por el motor durante la combustión. 3,910,929 Tm
Total CO2 equivalente no emitido a la atmósfera (ahorro en emisiones) -25,954,349 Tm


El Protocolo de Kyoto sobre el cambio climático es un acuerdo internacional que tiene por objetivo reducir las emisiones de seis gases que causan el calentamiento global: dióxido de carbono (CO2), gas metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), además de tres gases industriales fluorados: Hidrofluorocarbonos (HFC), Perfluorocarbonos (PFC) y Hexafluoruro de azufre (SF6), en un porcentaje aproximado de al menos un 5%, dentro del periodo que va desde el año 2008 al 2012, en comparación a las emisiones al año 1990. Por ejemplo, si la contaminación de estos gases en el año 1990 alcanzaba el 100%, al término del año 2012 deberá ser al menos del 95%. Es preciso señalar que esto no significa que cada país deba reducir sus emisiones de gases regulados en un 5% como mínimo, sino que este es un porcentaje a nivel global y, por el contrario, cada país obligado por Kioto tiene sus propios porcentajes de emisión que debe disminuir.
Los bonos de carbono son un mecanismo internacional de descontaminación para reducir las emisiones contaminantes al medio ambiente; es uno de los tres mecanismos propuestos en el Protocolo de Kyoto para la reducción de emisiones causantes del calentamiento global o efecto invernadero (GEI o gases de efecto invernadero).
El sistema ofrece incentivos económicos para que empresas privadas contribuyan a la mejora de la calidad ambiental y se consiga regular la emisión generada por sus procesos productivos, considerando el derecho a emitir CO2 como un bien canjeable y con un precio establecido en el mercado. La transacción de los bonos de carbono —un bono de carbono representa el derecho a emitir una tonelada de dióxido de carbono— permite mitigar la generación de gases invernadero, beneficiando a las empresas que no emiten o disminuyen la emisión y haciendo pagar a las que emiten más de lo permitido.
Las reducciones de emisiones de GEI se miden en toneladas de CO2 equivalente, y se traducen en Certificados de Emisiones Reducidas (CER). Un CER equivale a una tonelada de CO2 que se deja de emitir a la atmósfera, y puede ser vendido en el mercado de carbono a países Anexo I (industrializados, de acuerdo a la nomenclatura del protocolo de Kyoto). Los tipos de proyecto que pueden aplicar a una certificación son, por ejemplo, generación de energía renovable, mejoramiento de eficiencia energética de procesos, forestación, limpieza de lagos y ríos, etc.
Acceso al sistema de negociación de derechos de emisión de CO2 | Precios CO2 2009 |
Descargar Protocolo de Kyoto en Español
Descargar Inventario de emisiones a la atmósfera de España. Edición 2009

¿Qué garantías ofrece la inversión en Plantas de Biogás?

Garantías relacionadas con la ejecución de la planta:
La planta se ejecuta bajo la modalidad llaves en mano, a precio cerrado, sin riesgo de sobrecoste para el inversor.
Garantía de solvencia de la Gestora y Constructora de la Planta.
ACZIA BioGas ha llevado a cabo la construcción de una primera planta en la localidad valenciana de Picassent, aplicando tecnología que lleva funcionando desde hace años en otros países europeos como Alemania, Dinamarca, Austria o Suecia. Además se ha desarrollado tecnología propia que complementa y mejora las instalaciones adaptándolas a nuestro entorno.Está por tanto perfectamente capacitada para llevar a cabo la construcción de sucesivas plantas réplicas de la ya construida.
Garnatías Técnicas de las instalaciones.
Este tipo de riesgos está totalmente cubierto por las garantías de los fabricantes de los equipos técnicos y por los correspondientes seguros contratados. En los planes de viabilidad a 25 años se contemplan las paradas técnicas necesarias, los mantenimientos de todos los equipos, reposición de equipos y tecnología
Garantías de Seguridad:
Las plantas están dotadas de técnicas modernas de video vigilancia remota, Aczia Biogás dispone de Jefes de planta que supervisan constantemente cada una de las plantas asignadas al margen de contar con los correspondientes seguros de robo y actos vandálicos necesarios.
Garantía sobre Riesgo Biológico:
En cualquier caso se trata de que la mezcla de la biomasa sea siempre lo más eficiente posible, con el fin de maximizar la producción de biogás de calidad. Para ello las plantas disponen de las más modernas técnicas de control, y además la sociedad gestora dispondrá de un técnico de planta, y un laboratorio de control y análisis de la biomasa
Descargar ficha garantías y gestión de plantas

Alimentar la planta

España parte de una posición muy privilegiada respecto de otros países que ya tienen esta tecnología muy implantada, el motivo no es otro que la intensa actividad agroalimentaria que se produce en nuestro país.
España genera cada año más de 49,7 millones de toneladas de residuos agroalimentarios que pueden servir para producir 2.613 millones de metros cúbicos anuales de gas metano.
Fuente ainia, centro tecnologico. Acceda al documento de ainia "Nota de prensa potencial Biogás en España"

Informe de Residuos GANADEROS en España PSE PROBIOGAS [AINIA]

Última actualización: 07/10/09
FUENTE: "www.energias-renovables.com" :Los últimos datos aportados por el proyecto singular estratégico (PSE) Probiogás coloca a Cataluña como la primera Comunidad Autónoma en toneladas/año de materias primas disponibles para producir biogás agroindustrial, con 9,2 millones. Aragón es la segunda, con 7,3 millones y Castilla y León la tercera con 7,2. Sin embargo, esta última es líder en capacidad de generación de biogás.
La Comunidad Valenciana también sube
Con esta afinación se ha conseguido disponer de una información más precisa en cuanto a la materia realmente disponible para destinarla a la producción de biogás. Cataluña ha pasado del quinto al segundo lugar; Andalucía ha descendido un puesto (del segundo al tercero), y tiene un potencial disponible de 350 millones de m3 al año; Aragón se mantiene cuarta con 308 millones de m3/año; Castilla-La Mancha pasa del cuarto al quinto con 260 millones m3/año; y la Comunidad Valenciana se convierte en otra que sube puestos, al llegar al sexto desde el octavo con 178,5 millones m3/año. En los últimos puestos se mantienen Baleares, Asturias y Canarias.
En términos generales, las materias primas que hay disponibles en España para generar biogás son las siguientes: 41 millones de toneladas/año procedentes de subproductos ganaderos, 3,7 millones t/año de subproductos vegetales, 2,2 millones t/ año de cárnicos, 1,9 millones t/año de lácteos, 314.200 t/año procedentes del pescado, 119.00 t/año de industrias bionergéticas y 104.700 t/año derivadas de cultivos energéticos.

Proceso de Producción del Biogás

Tras la recogida de purines, residuos agroalimentarios y orgánicos se procede a elaborar la dieta en un depósito mezclador que más tarde se trasladará a los digestores.
En el interior de los digestores se produce la reacción anaeróbica que dará lugar a la emisión de gas metano. El residuo de la digestión pasa por un sistema separador, dando como resultado abono en estado sólido y agua de riego bonificada
Tras conducir el gas metano hasta los motores de combustión se produce la generación de energía eléctrica que será volcada a la red general. La energía térmica resultante en forma de agua caliente es utilizada en la planta y en instalaciones próximas
El biogás aprovecha la materia orgánica para el campo, en contra de la biomasa que lo quema todo.
Aprovechar los lodos de la depuradora, junto con restos de varilla, orgánicos, etc.produce electricidad y abono, y se evita la contaminación por gas metano que tanto afecta.www.aczia-biogas.es de Valencia.