COGOLLOS

Según los sabios griegos el cáñamo clarifica la mente, el poeta Federico García Lorca es una prueba de ello, su pueblo nació del cáñamo.
Numerosas investigaciones han demostrado que los cannabinoides exógenos que contiene los cogollos del cáñamo, implica a cannabinoides endógenos (en nuestro cerebro) en neuroprotección. Quita los dolores, ansiedad y estimula el apetito.
Modo de empleo: Poner en la mesa revista o tabla inclinada y a un metro toalla o libros de tope que frene las semillas.
Se coge los cogollos y se frota entre las manos, se deshace y las semillas al pesar mas que las hojas se apartan de éstas previa limpieza de las hojas para que no impida que ruede la semilla. Ya tenemos las semillas (certificadas, osea que no contiene mas del 0´2% de THC Tetrahidrocannabinol, sustancia que supera la marihuana) que si podemos sembrar. Esta semilla cultivada en Cáñar, Pítres, Pórtugos y Busquístar (La Alpujarra) de forma natural, abono orgánico y agua de manantial de Sierra Nevada.
Las hojas de los cogollos se toman en infusión, fumado o cocinado, de sabor amargo que en medicina china se indica para el corazón, hígado, riñón y diversas dolencias.